En los próximos días, el gobierno federal dará a conocer todas la denuncias que ha presentado ante la Fiscalía General de la República (FGR), relacionadas con el llamado “huachicol”, la delincuencia organizada y la corrupción.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador especificó que el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, tiene la instrucción de proceder en todos los casos donde se presuma lavado de dinero.

Además, comentó que instruyó a la Secretaria de la Función Pública (SFP), a través de un memorándum, que “aplique la ley y proceda” en el caso de algunos servidores públicos presuntamente involucrados en temas de corrupción, informando a los titulares de las dependencias correspondientes.

“Si inteligente financiera tiene informes de un presunto lavado de dinero, la instrucción del responsable Santiago Nieto es que de inmediato se proceda en todos los casos”, dijo, al comentar que le fue entregado un expediente de la SFP con una lista de servidores públicos que se presume estuvieron involucrados en hechos de corrupción en la pasada administración.

Ante ello, el mandatario mexicano indicó que remitió el documento a la dependencia correspondiente para que se aplique la ley, “para que se proceda. Nada más informe al titular de la secretaría que investigue y actúe. Cero tolerancias en la corrupción”.

En este marco, indicó que todo aquel que sepa de un presunto delito tiene la obligación moral de denunciar y consideró que hay cosas que no se pueden ocultar en la vida, ya que los corruptos suelen ser en lo general “muy fantoches (…) la Cuarta Transformación somos todos”.

Precisó que es necesario evitar la autocomplacencia y continuar con el propósito de limpiar al país, además se debe abandonar lo que se hacía cada seis años, de que se perseguía a gente.

Sobre la consulta para enjuiciar a ex presidentes, comentó que se está a la espera de la aprobación de la reforma al Artículo 35 para que se pueda llevar a cabo ese mecanismo, así como la revocación de mandato, ya sea en el actual periodo de sesiones o en uno extraordinario.

“Si se lleva a cabo esta reforma, van a facilitarse las cosas, si no, buscamos otro mecanismo, siempre y cuando lo solicite la gente”, anotó y precisó que para ello se realizaría una encuesta con la pregunta: “¿Quieres que se lleve a cabo la consulta para enjuiciar o no a los expresidentes?”.

Respecto a su postura en el tema, resaltó que ya es conocido que prefiere que haya un punto final en el caso de los ex presidentes “y que empecemos de nuevo, que demos un buen ejemplo nosotros y que no tengamos que caer en medidas espectaculares, que ya no se esté engañando a la gente con chivos expiatorios”. No obstante, aseguró que respetará la decisión de la población.

Acotó que en esta nueva etapa de México, de cambio de régimen, quien comenta un acto de corrupción será castigado sin impunidad, “sea quien sea”, aunque sea el propio presidente en funciones.

De tal suerte que anotó, “quedarnos anclados en lo mismo, no nos ayudaría”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador expuso que actualmente los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón cuentan con cinco y 12 elementos de las Fuerzas armadas para su seguridad personal.

Mientras que los ex mandatarios Enrique Peña Nieto, Ernesto Zedillo y Carlos Salinas de Gortari, no cuentan con vigilancia del gobierno federal. Ninguno de los presidentes recibe pensión, “eso se terminó”, enfatizó.

Fuente: NTX