Mina Moreno

Así,  fue como quedó Miguel Barbosa candidato de Morena a  la gobernatura de Puebla,  con el fallo dictado por el Tribunal Electoral del PJF, el viernes 12 de abril.
Con dicha sentencia se permite que Barbosa continúe haciendo proselitismo político en pro de obtener la gobernatura de Puebla.
Pues, sólo se requiere que su partido Morena fundamente y motive la metodología de la designación, eso y la carabina de Ambrosio sirven para lo mismo. 


Y, no podíamos esperar menos del Magistrado Alfredo Fuentes, como actual Presidente del Tribunal Electoral que no fuera una resolución por encargo y a modo.


Para eso, quería Alfredito Fuentes  la Presidencia del Tribunal, para demostrar cuan agradecido puede ser, pues el proyecto de sentencia presentado por Felipillo y que fuera bendecido por el dedito de 3 de los Magistrados José Luis Vargas, Felipe de la Mata Pizaña y Mónica Aralí Soto Fregoso, es literalmente una tomada de pelo, con tintes leguleyos que lo único que tendrá como consecuencia, es que Barbosa siga como candidato de Morena, dándole una mayor credibilidad a su candidatura.


Ahora, cobra lógica la pronta respuesta de Barbosa de acatar el fallo del Tribunal Electoral.


Pues, otra cosa sería si se hubiese resuelto como acertadamente lo indicaron los Magistrados Janine Madeline Otálora Malassis, Indalfer Infante Gonzales y Reyes Rodríguez Mondragón, quienes propugnaban por la revocación de la candidatura de Miguel Barbosa debido a las terribles violaciones ocurridas durante su elección, ese sí era un fallo honorable y apegado a derecho.


La resolución emitida hoy, por la mayoría de los Magistrados bajo  la  Presidencia de Alfredo Fuentes marca un hito, en la importancia de justicia electoral, sentándose con ello un precedente y marcando a partir de este 12 de abril, cual será el criterio del Tribunal Electoral del PJF … el servilismo total.