Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, México se convirtió en el país más peligroso para ejercer el periodismo, denunció la directora de Articulo 19 en México y Centroamérica, Ana Cristina Ruelas.

Al presentar el informe: “Ante el silencio, ni borrón y ni cuenta nueva”, sostuvo que la violencia y las agresiones contra los periodistas fueron en aumento y tan solo en 2018 se cometieron 544 agresiones contra la prensa.

Reveló que otra cifra escalofriante es que entre 2013 y 2018, el incremento fue de 512 por ciento, donde además continuó la cultura del engaño, de la maquinación y el ocultamiento de la verdad. 

“El miedo, la impunidad ante las desapariciones de periodistas, violencias y agresiones a comunicadores, generan un clima de silencio que limita los derechos fundamentales de libertad de expresión”, subrayó.

Fuente: NTX