El pleno del Senado ratificó, este martes, a siete cónsules generales que obtuvieron el pleno respaldo de las bancadas para el desempeño de sus funciones en seis jurisdicciones de Estados Unidos y en Puerto Rico.

Luego rindieron protesta Pablo Marentes, como cónsul en Austin; Jorge Mendoza Yescas, en Phoenix; Juan Carlos Mendoza Sánchez, en Laredo; Carlos González Gutiérrez, en San Diego; Alejandra María Gabriela Bologna Zubicarai, en San José; Reyna Torres Mendívil, en Chicago, así como Juan Manuel Calderón Jaimes, en San Juan, Puerto Rico.

Sólo la senadora Gabriela Benavides Cobos del Partido Acción Nacional (PAN), presidenta de la Comisión Relaciones Exteriores Europa, voto en abstención cada una de las ratificaciones de cónsules.

Las comisiones que examinaron a los cónsules brindaron su pleno respaldo a los diplomáticos, con apego a su capacidad, experiencia demostrada en sus comparecencias y al dar respuesta a cuestionarios escritos que les entregaron, en particular al cónsul Pablo Marentes, a quien se le reconoció que acude a una de las representaciones con mayores retos en el sur de Estados Unidos.

En los posicionamientos, la senadora Beatriz Paredes Rangel del Partido Revolucionario Institucional (PRI), subrayó que “me ha sorprendido la excesiva prudencia de las declaraciones del gobierno de la república”, ante las expresiones que calificó como inaceptables del titular del gobierno de nuestro vecino país.

“Me parece necesario subrayar desde esta casa de la Federación y desde esta institución corresponsable de la política exterior, un rechazo categórico al muro que sigue pretendiendo enarbolar como amenaza permanente a la buena relación con el país más importante en su frontera y en su interacción económica”.

Señaló que es “indispensable una estrategia de solidaridad y de respeto a los derechos humanos, en nuestra frontera sur”, así como rechazar el uso de la cooperación internacional como instrumento de opresión o de injerencia.

La panista Gina Andrea Cruz Blackledge (PAN), presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, dijo que en la relación bilateral “se ha generado un clima de confrontación y deterioro de la imagen de nuestro país ante el vecino país del norte”.

Señaló que “el discurso antiinmigrante, las amenazas reiteradas de construir un muro a cargo del erario nacional y las más recientes advertencias de cerrar la frontera deben ser motivo de preocupación ante los considerables daños a las economías de nuestros países”.

Sasil de León Villard del Partido Encuentro Social (PES) comentó que los cónsules “les pedimos prioridad para incorporar una visión de género en los trabajos de los consulados generales, ya que más de 46% de la población mexicana residente en territorio estadounidense son mujeres, que enfrentan desigualdades en lo económico y laboral”.

En caso de ser retornadas, “la gran mayoría de ellas son jefas de familia”, y por ello una de las tareas pendientes es generar estrategias que se puedan traducir en acciones que ayuden a eliminar las dificultades diarias que millones de ellas encuentran en su camino.

Fuente: Agencias