La Cámara de Senadores rindió homenaje al poeta, intelectual y político Carlos Pellicer Cámara, quien siempre se solidarizó con las causas sociales y trabajó cerca de la gente para solucionar los problemas del país.

El presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres Guadarrama, expresó que la “necesidad de conectarse hacia abajo hizo que Pellicer aborreciera la política que favorecía a las élites y a los imperios”.

Durante el acto denominado “Canto a Pellicer”, celebrado en la antigua sede del Senado (Xicoténcatl número 9), el legislador recordó que el escritor siempre se solidarizó con las causas justas de las sociedades latinoamericanas y “abominaba el horrendo oficio de matar hombres y esclavizar pueblos”.

Martí Batres destacó que “el poeta murió siendo senador, pero nunca se traicionó a sí mismo”, y consideró que hoy aún falta sistematizar la última parte de su trabajo como hombre político.

Planteó que no es casual que el crítico de la explotación haya convocado a trabajar con él a varias mujeres y hombres jóvenes que sabían que el trabajo de base, cerca de la gente y de cara al pueblo, es el único modelo para hacer buena política.

En su oportunidad la vicepresidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, subrayó que al escritor homenajeado, inexplicablemente, se le ha hecho poca justicia por sus importantes aportaciones a las letras, a la cultura y a la política mexicana.

Carlos Pellicer, enfatizó, “nos invitó a construir una sociedad distinta. Con su poesía evocativa, profunda, y al mismo tiempo transformadora, nos llamó a ser incluyentes, a vivir con dignidad y a mantener siempre el ánimo de cambiar al país”.

El senador Héctor Vasconcelos, por su parte, comentó que Pellicer está inmerso en una de las etapas más memorables y entrañables de México. Junto a artistas e intelectuales construyó parte de la historia nacional del Siglo XX, destacó.

Rememoró la relación de amistad que existió entre su padre José Vasconcelos y Carlos Pellicer, que duró décadas y jamás se vio afectada por ninguna diferencia personal, aun en momentos donde sus rutas ideológicas difirieron.

Por su parte, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, destacó la carrera, vida y obra de Carlos Pellicer, de quien dijo fue un hombre que se distinguió por su “temple espiritual”.

Finalizó que en el tiempo actual los valores morales de la obra de Carlos Pellicer son norma en el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fuente: NTX