El segundo fin de semana largo del año está a punto de comenzar, y con ello la oportunidad de poder explorar el país, y los Pueblos Mágicos son una excelente opción para conocer las bellezas de México.

Tepotzotlán se ubica en el Estado de México, y de acuerdo con la agencia de viajes en línea PriceTravel, la arquitectura del lugar es increíble, al igual que su gastronomía, y los fines de semana se puede disfrutar de su tianguis y artesanías regionales, además visitar el Ex Convento de San Francisco Javier, declarado Patrimonio de la Humanidad.

En ese mismo estado, se encuentra Valle de Bravo, cuyo distintivo es su lago, donde se puede llevar a cabo una gran variedad de deportes acuáticos, y por su orografía, practicar algunas otras actividades como el trekking, ciclismo de montaña y alpinismo.

En un comunicado, la plataforma agregó que en el corazón del estado de Guanajuato se ubica San Miguel de Allende, uno de los lugares que conservan su arquitectura colonial impecable en monumentos y edificios famosos como la Plaza Allende, la Parroquia de San Miguel Arcángel, el Santuario de Atotonilco y la Casa de los Condes de la Canal.

Añadió que en ese mismo estado, se ubica Dolores Hidalgo, lugar donde se respira historia, pues es considerado Cuna de la Independencia de México. Ahí se puede visitar el famoso Museo Casa Hidalgo, la antigua morada del Padre de la Independencia, el Museo de la Independencia y la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores.

Por su parte, en el estado de Guerrero existen destinos increíbles, y Taxco es uno de ellos, una ciudad colonial ubicada entre los cerros y montañas de esa entidad, y es conocida en México y el mundo por sus artesanías de plata.

Sus calles empedradas y tradiciones envuelven a uno de los pueblos mineros más antiguos del continente americano, puntualizó.