·        Vende con sobreprecios medicamentos

·        Daño brutal a las finanzas de Jalisco

·        El interés electorero de guarderías

 

#CarlosLomelí #Lomedic #Abisalud #MedicinasSuperCaras #SuperdelegadoMorena #AristótelesSandoval #EnriqueAlfaro #Jalisco #AMLO #EstanciasInfantiles #PadresAbandonados #GuarderíasPolíticas #PRI #PAN #PRD #MORENA #Cotemar

 

Ningún vanidoso siente celos.

Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo español.

 

Por Víctor Sánchez Baños

 

López Obrador pone especial énfasis a las irregularidades en la compra de medicamentos por parte de los hospitales de nuestro país, hecho equiparable al saqueo de energéticos, porque representa una fuerte pérdida para las finanzas públicas del país.

¿Será un mensaje directo al delegado del gobierno federal en Jalisco, Carlos Lomelí, dueño de Lomedic?

Esta compañía que se ha enriquecido al proveerle servicios de salud a diferentes gobiernos, con ello este político tiene en la actualidad más de 50 propiedades de lujo.

Lomelí, quien contendió y perdió la gubernatura jalisciense por MORENA, fue señalado en múltiples ocasiones de ser propietario de Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud), empresa que se encuentra bajo investigación por falsificación de documentos y sobreprecio de medicamentos, luego de una denuncia y la detección de recetas alteradas (entre otras inconsistencias) en una auditoría practicada por la Contraloría del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco.

También ha sido acusado de sobre precio de medicamentos, no sólo con Abisalud sino también con Lomedic. Lomelí Bolaños no la está pasando nada bien, ya que además recientemente la Asociación Jurídica Jalisciense interpuso una denuncia en su contra, ante la PGR, delegación Jalisco, por considerar que violentó las disposiciones legales en temas de programas sociales.

Además de que su imagen ha quedado en entredicho, luego de que trascendiera la poca transparencia en su 3 de 3, en la que omitió hacer públicos también dos terrenos cuyo valor se estima en 89 millones de pesos, así como de poseer el complejo industrial Lobby 33 en Jalisco y una propiedad en Texas de un valor aproximado a los 3 millones de dólares, otros casi 60 millones de pesos.

Hay algo que ha quedado claro. El Presidente López Obrador ya no le tiene confianza debido a que le ha falseado información, según sabemos en el primer círculo de Palacio Nacional. Además, las acusaciones contra Lomelí son graves y, aparentemente, busca la protección del Gobierno Federal a varias demandas que tiene debido a la venta de medicamentos a sobre precio a gobiernos priistas, como el de Aristóteles Sandoval o el de su antecesor panista, Enrique González.

Muchas de las demandas quedaban apagadas debido a que no existía la decisión política de los gobiernos federal y estatales por continuar las investigaciones judiciales por el daño al erario, especialmente el jalisciense.

PODEROSOS CABALLEROS: En tres años la Auditoría Superior de la Federación detectó irregularidades por más de mil millones de pesos en el Programa de Estancias Infantiles para Madres Trabajadoras. La ASF determinó recuperaciones probables por mil 159 millones de pesos, de esta cantidad, mil 89 millones de pesos corresponden al año 2012, 69 millones 389 mil pesos a 2016, mientras que en 2014 se reportaron 277 mil 900 pesos. Estos son los números fríos, pero desafortunadamente atrás de la decisión de Andrés Manuel López Obrador de terminar con las guarderías concesionadas y de gobierno, tiene más tintes partidistas que financieros. Las estancias infantiles surgieron con los gobiernos priistas y es la mejor manera como se aleccionan a los padres de familia para inclinar su voto hacia un partido. Sin embargo, los dueños de las estancias concesionadas estaban en manos de familiares de políticos del PRI, PAN e incluso del PRD. Ninguno de Morena, por razones obvias; es un partido de reciente creación. El dinero que se entregará a los abuelitos es un mito. Pondrán en apuros de miles de padres de familia que tendrán que pagar guarderías privadas que son mucho más caras. La política sale cara.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: Cotemar logró la certificación y recertificación de diversas normas ISO en los servicios de mantenimiento y construcción de instalaciones petroleras con operaciones en tierra y costa fuera, con lo que esta compañía cumple, desde hace 40 años, con los estándares globales de seguridad, salud, calidad y protección ambiental. La Certificación IS0 45001:2018, se refiere a los Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) que previene daños y deterioro de la salud de los trabajadores, mejorando y proporcionando un lugar de trabajo seguro y saludable para sus empleados. Recertificación ISO 9001:2015 que especifica los requisitos de calidad que se aplican internamente en la empresa y que se centra en la eficacia del sistema de gestión para satisfacer los requisitos de sus clientes. Recertificación ISO 14001:2015, la cual proporciona un marco para proteger el medio ambiente y responder a las condiciones ambientales cambiantes.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos