El Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot) tiene como retos ampliar el número de beneficiados y brindar créditos accesibles para convertirse en la primera opción de financiamiento de la clase trabajadora, aseguró la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján.

Afirmó que se necesita trabajar en equipo para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y ofreció diálogo abierto y transparente con el Consejo de Administración para mejorar los servicios que presta esta institución.

“Queremos que se fortalezca este instituto, que crezca, que sea una herramienta cada vez más poderosa, cada vez más grande para garantizar que los trabajadores tengan acceso a fondos baratos y que la gran mayoría pueda acceder a ellos”, dijo.

Durante la LXIV Sesión Ordinaria del Consejo Directivo de esa institución, la primera que encabeza la titular de la STPS, recibió del director del organismo, Alberto Ortiz Bolaños, un informe de actividades y le solicitó trabajar para que se convierta en la principal opción de financiamiento de los trabajadores.

Pidió a Ortiz Bolaños presentar ante el Consejo de Administración del Instituto una propuesta para avanzar en la formalización de las empresas que están vigentes en la plataforma para concluir su inscripción.

Puntualizó ante los integrantes del Consejo de Administración, integrado por representantes del sector obrero, patronal y del gobierno, que el Fonacot tiene dos grandes retos.

Uno es ampliar el número de trabajadores beneficiados con un crédito y el segundo es brindar créditos accesibles y útiles que puedan convertirse en la primera opción de financiamiento de la clase trabajadora del país.

Por ello insistió en la necesidad de mejorar la difusión de los productos financieros con que se cuentan y eficientar los servicios apoyados en la tecnología.

En su intervención Alberto Ortiz Bolaños brindó un informe respecto a la situación del organismo, en el que aseguró que de 980 mil 470 centros de trabajo que se encontraban registrados ante el IMSS o ISSSTE al 31 de diciembre solamente 339 mil 810 tenían presencia en el Instituto.

De este total, 66 mil 021 centros de trabajo contaban con créditos activos y 123 mil 516 estaban registrados formalmente, pero los trabajadores no han ejercido un crédito.

Los restantes 150 mil 273 se registraron a través del micrositio de Internet de Fonacot pero no han formalizado su inscripción, por lo que los empleados no pueden solicitar un producto financiero.

Durante la sesión ordinaria se aprobó el presupuesto fiscal 2019 del organismo que asciende a 38 mil 657 millones 965 mil 604 pesos.

Fuente: NTX