El Pleno del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) aprobó un primer ajuste a su estructura administrativa, en el marco de la política de austeridad impulsada por la nueva Presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Expuso que, “como medida de racionalidad del gasto público y con el propósito de adelgazar y transformar la administración judicial hacia un modelo de gestión integral, eficaz y moderno de gobierno, se ordenó la desaparición de la Secretaría Ejecutiva de Finanzas y Recursos Personales y dos de sus direcciones generales”.

Con ello quedan a cargo de sus competencias la ya existente Secretaría Ejecutiva de Administración. De esta forma, el Poder Judicial de la Federación cumple su compromiso de hacer más con menos, aseguró de acuerdo con un comunicado.

Fuente: NTX