Ante la necesidad de concientizar a la población sobre los criterios de separación y recolección de desechos, la diputada Norma Guel Saldívar planteó exhortar a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales a que instrumente un programa para el manejo integral de residuos sólidos.

Dicho trabajo, dijo la legisladora priista, deberá ser en coordinación con las entidades federativas y municipios, al destacar que en el país se recolectan 86 mil 343 toneladas de basura al día, unos 770 gramos por persona, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Mientras el Banco Mundial señala que más de la mitad de la población del orbe no tiene acceso a servicios regulares de recolección de basura, por lo que desde 2012  prendió la alarma en su informe “What a aaste”, donde estima un incremento de 70 por ciento en los montos de basura urbana para 2025.

Norma Guel llamó a dimensionar la magnitud del problema, ya que los desechos pueden provenir de industrias, hospitales, productos sintéticos, alimentos y medicamentos caducos, así como de establecimientos y otros sitios que llevan a cabo procesos químicos, lo que representa un peligro para la población.

Precisó que los residuos pueden ser peligrosos por sus características tóxicas, corrosivas, reactivas, infecciosas o inflamables; significan un riesgo potencial para la salud humana y el ecosistema, cuando se manejan de manera inadecuada e ilícita, todo de acuerdo con un comunicado.

La también secretaria de la Comisión de Vivienda estimó que el problema no sólo está en la basura, sino en quienes la generan y, consciente e inconscientemente, compran productos empaquetados en cajas o bolsas plásticas y no les dan el tratamiento adecuado.

Planteó que existen algunas organizaciones y empresas que ofrecen servicios calificados y hacen a buen resguardo de contaminantes; sin embargo, no se tiene idea clara de cuántos desperdicios son dejados al aire libre.

El documento, turnado a la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales, señala que es necesario contribuir a una ecología sustentable y proteger la salud de la población.

Recomendó dar cumplimiento a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la cual establece que se debe “garantizar el derecho de toda persona a vivir en un medio ambiente sano para su desarrollo, salud y bienestar, y su participación en forma individual o colectiva, en la preservación y restauración del equilibrio ecológico”.
NTX