Los inversionistas están a la espera de conocer el Paquete Presupuestal 2019, a más tardar el próximo 15 de diciembre, el cual podría alentar o tirar a los mercados, reveló el economista en jefe para América Latina de Barclays, Marco Oviedo.

“Se tiene que acomodar el presupuesto y aun así hacer un ajuste que implique un superávit primario, todavía no está claro de dónde van a venir los recursos, el mercado está esperando verlo y si ve que los parámetros del mismo y los detalles son relativamente estables, creo que el mercado puede mantenerse con menos volatilidad”.

Por el contrario, añadió el especialista en entrevista para Notimex, “si vemos que hay temas que no están claros o que parecen poco creíbles, el mercado se tendría que ajustar”.

De igual forma, Marco Oviedo consideró que los anuncios en el discurso inaugural del presidente Andrés Manuel López Obrador, el pasado sábado 1 de diciembre, no tuvieron novedad, pues “eran temas que ya habían descontado (los mercados) y por eso no se reaccionó a esto”.

Lo que está esperando el mercado es el presupuesto y cuáles son las implicaciones para Petróleos Mexicanos y para la política energética en general, desde lo cual se podría tener un nuevo ajuste en los precios, añadió.

Sobre el anuncio de la recompra de bonos, el especialista aseguró que esto sí ayudó a que los bonos se recuperaran un poco, pero se mantienen las dudas sobre los siguientes pasos a seguir en este proceso, hasta no tener mayor información.

Por otra parte, Oviedo anticipó que la economía mexicana muestre una desaceleración para el cierre del año, pero después del dato del Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre mantiene en 2.1 por ciento su estimado de crecimiento para 2018.

“Estamos esperando que la economía muestre una ligera desaceleración en esta parte del año, derivado precisamente de una incertidumbre respecto a las políticas que podrían implementarse, pero también apoyado por una economía de Estados Unidos que sigue creciendo de manera estable”, indicó.

Para el próximo año, “creemos que la parte de la inversión privada va hacer la diferencia, si esta incertidumbre persiste y hay poca confianza, podemos ver una inversión todavía sin mucho impulso y el crecimiento va a estar más bien del lado débil, estamos esperando 1.8 por ciento para el crecimiento”, proyectó.

Oviedo estimó que el tipo de cambio cerrará 2018 en un nivel de 19.50 pesos por dólar y para el siguiente llegará a 20.50 pesos, mientras que la tasa de interés de referencia del Banco de México pasará de 8.0 a 8.25 por ciento en diciembre, y a 8.50 por ciento a inicios de 2019.

Fuente: NTX