POR JORGE VELÁZQUEZ
*AGUA, SIN COBRO POR EL CORTE
EL 74.9% DE LOS MEXICANOS, SEGÚN LA ENCUESTA Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), considera que vivir en su ciudad es inseguro. Preocupados por este hecho, especialistas en seguridad, presidentes municipales, titulares de seguridad pública y empresarios de seguridad privada, participarán este jueves 8 de noviembre en la segunda edición del Seminario  “Inteligencia + Tecnología = Ciudades Seguras”, que será realizado en la Ciudad de México y en el cual compartirán experiencias en materia de seguridad urbana y propondrán soluciones para reaccionar correcta y oportunamente ante amenazas que pongan en riesgo una metrópoli. El “plato fuerte” estará a cargo de la secretaria de Seguridad Pública del Estado de México, Maribel Cervantes Guerrero, quien presentará la ponencia: “Estrategia Integral de Seguridad” y del presidente electo de Ecatepec, Fernando Vilchis Contreras, quien estará a cargo, de acuerdo a la encuesta del INEGI, del municipio más inseguro del país, con el 96.3 por ciento de las percepciones de sus habitantes en contra. En este encuentro se abordarán, también, temas como: Retos de la coordinación entre gobiernos para lograr ciudades más seguras; Retos Tecnológicos y Optimización de Presupuestos en Seguridad; Caso de Éxito. Implementación de tecnología para el apoyo del nuevo sistema de justicia penal; Herramientas para la Prevención del Delito en Entornos Urbanos; Prevención situacional del delito; Políticas Locales para la Seguridad Urbana; El Rol del Líder en Seguridad. La Resiliencia como Factor Principal. Entre los participantes se encuentran Ricardo Corral Luna, Secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; Mario Arroyo Juárez, Rector del Instituto Iberoamericano de Liderazgo en Seguridad Privada; Alejandro Lares, especialista en el tema; Salomé Flores Sierra Franzoni, Coordinadora del Centro de Excelencia para Información Estadística de Gobierno, Seguridad Pública, Victimización y Justicia UNODC/INEGI; Julio César Sánchez Anaya, Secretario de Seguridad en Xalapa, Veracruz; Federico Fernández, Comisionado de Seguridad en Saltillo, Coahuila y Guillermo Salas Tonella, comentarista y analista en Fox Sports.
Y CÓMO ESTARÁN LAS COSAS en materia de inseguridad que luego de conocerse que anualmente se realizan casi 4 millones de llamadas telefónicas desde centros penitenciarios, los senadores urgieron por exhortar a la Comisión Nacional de Seguridad a que instrumente un programa que reduzca al máximo la introducción de equipos de telecomunicaciones al interior de los centros penitenciarios para evitar que se realicen este tipo de llamadas. Urgieron porque se lleve a cabo la adecuación de los equipos bloqueadores de señal y presente las denuncias que correspondan por actos de corrupción detectados al interior de los centros de readaptación social, relacionados con llamadas de extorsión. Al presentar el punto de acuerdo, a nombre de Ricardo Monreal, autor de la propuesta, el senador Américo Villareal dijo que en muchos reclusorios del país se suscitan actos de corrupción que permiten a determinados internos llevar a cabo actos delictivos hacia el exterior, como la extorsión telefónica. Refirió que existen penales que reportan un gran número de equipos móviles en su interior, hasta 522, y las llamadas por equipo cada semana llegan a superar las 91, lo que da un promedio semanal superior a las 40 mil. Ello, dijo, refleja el grado alta actividad delictiva que se lleva a cabo mediante el uso de dichos aparatos. Indicó que según un estudio realizado a siete centros penitenciarios, se detectaron 219 mil 700 llamadas que tenían origen en esas instalaciones, lo que, al año, arroja un número de 3.7 millones de llamadas; “cifras impactantes que dan una idea muy clara del grado de corrupción al interior de los penales”.
ACUSADO ANTE LA Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad, entre los que se cuentan más de 8 mil asesinatos y 17 mil detenciones arbitrarias tan sólo entre el 2015 y el 2017 en Venezuela, la invitación a Nicolás Maduro para que asista a la toma de Protesta del próximo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el próximo 1 de diciembre, fue la causa que reventó la sesión de ayer en la Cámara Baja. Y todo habría estado muy bien si la fracción del PAN, encabezada por Juan Carlos Romero Hicks, hubiese presentado argumentos sólidos más que un “cacerolismo” que en poco o nada ayuda ante el maremágnum que se vive en San Lázaro. Infieles a su costumbre, porque en Acción Nacional hay buenos oradores, los legisladores del blanquiazul se fueron por la vía del escándalo y no del análisis e impidieron el debate. La razón, quizá, la tenían, pero la mayoría,  no: Nicolás Maduro, pese a todo, es invitado al citado evento y no porque la política exterior mexicana, de respeto irrestricto a la autodeterminación de los gobiernos y pueblos lo indique, sino porque la forma de hacer política ha dado un giro de 180 grados y el nuevo gobierno al igual que un jefe de la casa, es el único que sabe a quién, cómo y cuándo, invita a su hogar. Maduro deberá responder ante las autoridades correspondientes por acusación que hizo la ex fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, en la Corte Penal Internacional (CPI), en donde pidió una “orden de arresto internacional” contra su persona y varios de sus ministros por crímenes de lesa humanidad. Pero la invitación es otro asunto. Maduro viene a México porque viene, al menos que la vergüenza y el pudor, si lo tiene, se lo impida.
EL CORTE DE AGUA SIGUE y ante ello, la senadora Geovanna del Carmen Bañuelos de la Torre  propuso en el Pleno del Senado solicitar a la Comisión Nacional del Agua exente del pago del último bimestre 2018 a municipios y colonias perjudicadas por el corte de agua en la Ciudad de México y el Estado de México, que inició el pasado 31 de octubre. En el punto de acuerdo se solicita un informe a la dependencia sobre los planes de mantenimiento y cortes programados a futuro, a fin de garantizar el derecho de acceso al agua para toda la población. Refirió que debido a obras de mantenimiento en el Sistema Cutzamala, el 50 por ciento de la Ciudad de México y parte del Estado de México se quedaron sin suministro de agua desde el 31 de octubre,  de acuerdo con información oficial de la Comisión Nacional del Agua…NOS LEEREMOS LA PRÓXIMA ENTREGA…