La fracción de Morena en el Senado de la República presentó una iniciativa de ley que regula las actividades de cabildeo en el Congreso de la Unión, la cual busca evitar el tráfico de influencias, corrupción, nepotismo y el pago de viajes y prebendas a legisladores federales a cambio de apoyo a determinadas reformas.

En la Gaceta Parlamentaria se publicó la iniciativa que expone, busca el sano desempeño de las actividades legislativas: “Los desafíos y el impacto del cabildeo en la toma de decisiones públicas son significativos y esto requiere necesariamente una regulación, que en México todavía es limitada”.

La iniciativa prohíbe a legisladores y funcionarios del Congreso, y a sus cónyuges y parientes por consanguinidad y afinidad hasta el cuarto grado, realizar labores de cabildeo.

También restringe el cabildeo a las personas físicas sujetas a procesos de responsabilidad civil o penal, derivado de sus actividades en el servicio público, y a los funcionarios inhabilitados para ejercer cargos públicos, entre otros.

La falsedad de cualquier información aportada por el cabildero al padrón implicará la inmediata cancelación de la cédula y la imposibilidad de reinscribirse por un lapso de seis años, sin perjuicio de las sanciones civiles y penales que correspondan. También incluye multas de entre mil y cinco mil unidades de medida y actualización (UMA).

Se define el cabildeo como la actividad remunerada que realizan personas físicas o morales dedicadas a promover, defender o representar los intereses legítimos de particulares o de terceras personas ante legisladores en lo individual o en conjunto, o ante cualquier servidor público de las cámaras, con el propósito de influir en decisiones que les corresponden en ejercicio de sus facultades.

Fuente: NTX