Los derechos laborales de los investigadores y trabajadores administrativos del Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo Sustentable (CEDeS) y del disuelto Centro de Investigación y Estudios en Movilidades y Migraciones Internacionales (CIyEMMI) están garantizados, afirmó el secretario de Investigación y Estudios Avanzados de la Universidad Autónoma del Estado de México, Carlos Eduardo Barrera Díaz.

            El servidor universitario puntualizó que, de igual manera, la administración del rector Alfredo Barrera Baca garantiza la certeza del trabajo académico de los posgrados en los que están involucrados ambos espacios de investigación. “La trayectoria académica de los alumnos no está comprometida de ninguna manera”.

Precisó que la disolución del CIyEMMI ocurrió luego de que 80 por ciento de sus académicos solicitaron a la institución su cambio de adscripción. “En la actualidad, cuatro de los seis profesores que formaban parte de este espacio laboran en otros organismos académicos universitarios”.

Los profesores que pertenecieron al CIyEMMI, indicó Barrera Díaz, continuarán impartiendo las clases que tienen asignadas en licenciatura y posgrado; del mismo modo, seguirán otorgando asesorías a alumnos de licenciatura, maestría y doctorado.

            Por otra parte, subrayó que el trabajo de investigación en el ámbito de migración y movilidad no se detendrá, ya que hay otros centros de investigación, institutos y facultades donde se lleva a cabo trabajo al respecto.

Informó que el cambio de adscripción de Fermín Carreño Meléndez del CEDeS a la Facultad de Planeación Urbana y Regional se realizó con base en la Legislación universitaria, luego de que el académico estuvo a cargo del Centro por cinco años y siete meses.

“Los directores y el propio rector tienen periodos de gestión de cuatro años. Él lleva más de cinco años al frente del Centro y su ciclo ya se cumplió”.

Carlos Eduardo Barrera Díaz enfatizó que la libertad de cátedra y la libertad de expresión son puntal del trabajo cotidiano de esta casa de estudios. Por supuesto, la administración del rector Alfredo Barrera tolera la crítica constructiva y“este es un tema académico y administrativo, sin ningún tinte político”.

Aseveró que la Administración 2017-2021 realiza cambios con el fin de fortalecer el trabajo académico de la máxima casa de estudios mexiquense y continuar posicionada como una de las mejores universidades de México.