El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, advirtió ante el pleno de los diputados que reducir el impuesto de las gasolinas abriría un “boquete enorme” a las finanzas públicas y afectaría al próximo gobierno federal en la restricción o cancelación de muchos programas sociales.

Durante su comparecencia conjunta con los titulares de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) en el marco de la glosa del VI Informe de Gobierno, el funcionario sostuvo que todos quisieran que el precio de la gasolina fuera lo más barato posible.

Sin embargo, expuso, su costo se integra por el precio de referencia internacional, la logística de transporte, los márgenes comerciales, las mermas, más la carga fiscal federal del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) federal y estatal, además del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Advirtió que el aumento al precio de la gasolina es muy controvertido por dos factores que inciden en el precio de los combustibles y que contienen un efecto muy grande sobre las finanzas públicas.

Refirió que en diciembre de 2016, el peso se devaluó de manera considerable por el efecto Trump, los mercados estaban nerviosos y además hubo un incremento considerable de las gasolinas.

Por ello, argumentó que no haber incrementado el precio de las gasolinas se hubiera puesto en riesgo la calificación crediticia del país y la cancelación de programas sociales que son fundamentales para muchos mexicanos .

Al responder a las interrogantes de la bancada de Movimiento Ciudadano, Joaquín Coldwell dijo que la propuesta de reducir el IEPS no está en sus atribuciones porque esta administración ya no elaborará el Paquete Económico 2019 que corresponde al nuevo gobierno.

Sin embargo, añadió que no lo recomienda en su convicción de mexicano porque haría un “boquete enorme” a las finanzas públicas y afectaría al gobierno electo en la restricción o cancelación de muchos programas que ha anunciado.

Contratos petroleros sumarán 736 mil barriles a la producción en México 

El secretario de Energía (Sener) Pedro Joaquín Coldwell, destacó que en los próximos años bendecirán a los contratos resultado de las rondas de licitación, ya que para después de 2024 aportarán a la producción petrolera 736 mil barriles diarios.

Al comparecer ante diputados, el funcionario destacó que la administración de Andrés Manuel López Obrador se beneficiará a partir de 2021 con 70 mil barriles diarios, en 2022 con 148 mil, para 2023 serán 245 mil y en 2024 llegarán a 296 mil barriles diarios.

“Estos 107 contratos petroleros que ustedes censuran y cuestionan en unos años más los van a bendecir. Estos contratos le van a dar a México cuantiosas inversiones y van a generar hasta 900 mil empleos a lo largo de la vida de los contratos”, afirmó.

Los descubrimientos anunciados por Pemex esta semana y los destacados en 2015, así como los  por empresas privadas permitirán que en menos de dos años México haya detenido la caída de sus tasas de restitución de reservas y entre a un círculo virtuoso de crecimiento donde esperan ayuden los precios del petróleo.

“En este gobierno se ha sembrado hacia el futuro; llegarán hasta 736 mil barriles diarios de producción solamente los contratos de la reforma energética y los farmouts de Pemex”, dijo.

Fuente: NTX