Al desahogar una diligencia de cateo, personal de la Procuraduría General de la República (PGR), aseguró cinco inmuebles en el municipio de Almoloya de Juárez, donde se encontró más de una tonelada y media de material explosivo.

El personal adscrito a la delegación en el Estado de México llevó a cabo el operativo como resultado de una investigación de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), informó la dependencia federal.

El agente del Ministerio Público de la Federación desahogó las diligencias de ley que derivaron en la solicitud de un cateo, ante un Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en la entidad mexiquense.

La PGR precisó que durante el mandamiento judicial se localizaron 595 kilos de material de empaque; 395.5 kilos de crisantemos (producto terminado de bomba de luz); 298 kilos de pólvora negra; 160.5 kilos de pirotecnia y 118.4 de pólvora para crisantemo (bomba de luz).

También, 26.1 kilos de mecha; 25 kilos de producto terminado en crisantemo; 14.5 kilos de aluminio en polvo; 12 kilos de pólvora de color; 10 kilos de nitrato de Bario; y 6.4 kilos de polvo intensificador de color.

La acción se cumplimentó en coordinación con elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Policía Federal, la Secretaría de Seguridad del Estado de México, la Policía Municipal, Protección Civil y Bomberos.

La procuraduría indicó que el material asegurado y los domicilios quedaron a disposición del Ministerio Público de la federación, adscrito a la delegación Estatal en Toluca, que continúa con la integración de la carpeta de investigación correspondiente por la probable violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

 

Fuente: NTX