Como parte de la lucha contra la piratería y contrabando de cigarro en el país, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) implementó un código de seguridad en las cajetillas de cigarrillos para que, a través de un sistema electrónico, el consumidor conozca el origen del producto.

Ello, luego de que pese a los esfuerzos de la industria formal y las autoridades, las cifras en materia de piratería y contrabando de cigarros no ceden en México.

De acuerdo con el presidente del Consejo Nacional de la Industria Tabacalera (CNIT), Gonzalo Salafranca, el comercio ilícito de cigarros en México alcanza 17 por ciento de participación de mercado, es decir, más de seis mil millones pesos en evasión fiscal anual.

La administradora general de Servicios al Contribuyente del SAT, María Vanessa Rivadeneyra Navarro, dijo que a partir de este año las empresas tabacaleras tienen la obligación de imprimir el código que protege al consumidor de productos pirata.

Entrevistada durante el foro sobre el Combate al Contrabando y Delitos en Materia de Derechos de Autor, la funcionaria informó que derivado de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) se integró como una obligación para los productores, fabricantes e importadores de cigarros y otros tabacos labrados imprimir un código de seguridad en cada una de las cajetillas para su venta en México, el cual funciona como una aplicación.

La aplicación se baja en forma gratuita y permite interactuar con los contribuyentes, a través de la cual puedan solicitar y retroalimentar códigos.

En entrevista con Notimex, comentó que al cierre de 2017 los contribuyentes solicitaron un total de un millón 715 mil códigos, de los cuales se autorizaron un millón 168 mil y 497 millones están en proceso de autorización.

Asimismo, estableció que los fabricantes ya están imprimiendo el código en sus productos sin importar la nación en la que se encuentren.

 

Fuente: NTX