Los gobernadores constitucionales y electos de los estados del sur del país: Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, respaldaron el proyecto de construcción del Tren Maya, que en su inicio generará 20 mil empleos, permitirá contener la migración e impactará en el desarrollo económico y social de esa región.

En conferencia de prensa tras la reunión con los mandatarios estatales, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, señaló que se trata de un proyecto del gobierno de la República para el desarrollo de la nación, en beneficio de una de las regiones más importantes del país y el mundo por su riqueza cultural, artística y arqueológica.

Acompañado por los gobernadores, destacó que ese proyecto hará uso de tres derechos de vía, la férrea que es de la nación, de carreteras que administra la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y de líneas eléctricas, de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Añadió que se trata de un proyecto con inversión mixta, nacional, privada y extranjera, con prioridad a la inversión privada nacional, y por el uso de derecho de vías, no se prevén grandes afectaciones ecológicas, o en propiedad privada a lo largo de mil 500 kilómetros.

Tras comentar que en un mes tendrá una nueva reunión con los gobernadores, en Campeche, añadió que todo el impuesto que se cobra a turistas y se destina al fomento turístico ahora será para esta obra, y para 2019 se cuenta con 16 mil millones de pesos, aunque en total representará una inversión de 120 mil a 150 mil millones de pesos.

Abundó que esta reunión es parte del inicio del programa de desarrollo integral del sureste y los gobernadores de Chiapas, Manuel Velasco, y Tabasco, Arturo Núñez, iniciarán el programa; en tanto, los de Campeche, Quintana Roo y a los mandatarios electos de Chiapas y Tabasco les tocará inaugurar la obra dentro de tres o cuatro años.

Aseguró que estará atento al proyecto para evitar retrasos y explicó que el tren tendrá tres modalidades: traslado de carga, pasajeros con transporte local y regional, con un precio más accesible; y para el turismo con un costo mayor, e impactará a la población de los cinco estados con su puesta en operación.

Además, comentó que se sembrarán 50 mil hectáreas de árboles frutales y maderables, lo que contribuirá a la ecología y a dar empleo a 20 mil campesinos, ejidatarios y comunitarios, a partir del próximo año.

López Obrador adelantó que analizaría como proyecto a futuro la vía de conexión de Coatzacoalcos-Salina Cruz, por ello se mantendrá el derecho de vía del tramo Coatzacoalcos a Palenque para revisarlo el año próximo y comentó que este es otro proyecto en el que también hay inversionistas interesados.

A su vez, el próximo titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, quien coordinará la difusión de este proyecto, abundó que la primera etapa iniciará en Palenque.

La ruta incluye tramos de Selva, Caribe y Golfo, así como 17 estaciones que conectan los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo, y Yucatán. Su planeación se ha trabajado desde hace dos años.

Al respecto, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, destacó la importancia del Tren Maya, que facilitará el movimiento del flujo turístico de esta zona.

En su oportunidad, el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, sostuvo que el tren será una nueva oportunidad para el crecimiento del desarrollo turístico, comercial, industrial del mundo Maya.

“Lo apoyamos, lo respaldamos, porque será un parteaguas para la integración de la península, todos los que estamos aquí, hemos reafirmado nuestro compromiso de ver este proyecto como un proyecto integral del Gobierno de la República y de los cinco estados que integramos esta nueva oportunidad que se abre para el sur, sureste, para el mundo Maya”.

Al acto asistieron los gobernadores de Chiapas Manuel Velasco; Campeche, Alejandro Moreno; Quintana Roo, Carlos Joaquín González; Tabasco, Arturo Núñez Jiménez así como los mandatarios electos de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, y de Chiapas, Rutilio Escandón.