El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puso en marcha este viernes la cuenta regresiva de 90 días para la firma del Tratado de Libre Comercio con México y, en su caso, con Canadá.

Un funcionario de la Casa Blanca señaló que aún cuando no se ha llegado a un acuerdo con Canadá, la intención de Estados Unidos es que sea un acuerdo trilateral, como se le notificó al Congreso el año pasado.

“Creemos que será el mejor y el más avanzado acuerdo del que Estados Unidos ha sido parte”, señaló la fuente.

La notificación oficial enviada este viernes por la Representación Comercial de la Casa Blanca al Congreso señala que Estados Unidos tiene la intención de firmar un acuerdo con México “y con Canadá, si está dispuesta”.

El representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, indicó que las conversiones con Canadá “han sido constructivas y se han hecho progresos”, y que continuarán el miércoles 5 de septiembre en Washington.

Entre los temas discutidos en las negociaciones de los últimos días figura el comercio bilateral de lácteos, el Capitulo 19 para la resolución de disputas comerciales y la situación de las industrias culturales.

Estados Unidos y México alcanzaron un entendimiento bilateral el lunes pasado.

El secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, señaló que entonces que México prefiere un acuerdo trilateral, pero dejó en claro que México tendrá un acuerdo con Estados Unidos independientemente del desenlace de las negociaciones con Canadá.

Bajo la Autoridad de Promoción (TPA), conocida como Vía Rápida, la administración Trump notificó al Congreso en mayo de 2017 la negociación de un acuerdo trilateral, por lo que deberá mantenerse de esa forma para cumplir con el proceso formal del legislativo estadunidense.

Legisladores republicanos y demócratas han expresado públicamente en los últimos días que consideran necesario que Canadá sea incorporada en el acuerdo, tal como se hizo en la notificación oficial.

Bajo las reglas de la TPA, la administración Trump dispone de un plazo de 30 días para entregar al Congreso el texto legal del acuerdo, por lo que en teoría aún se puede incorporar un eventual acuerdo con Canadá.

Funcionarios de la USTR han insistido en que la redacción de la notificación de 90 días al Congreso cumple con el estatuto.

Hasta la víspera, las negociaciones con Canadá avanzaban con un cauteloso optimismo.

Pero declaraciones del presidente Donald Trump “off the record” a Bloomberg, y reportadas por el Toronto Star, en el sentido de que Estados Unidos no haría concesiones, parecieron tener un impacto en las negociaciones.

El equipo de negociadores mexicanos decidió permanecer en la capital estadunidense.

Mediante un comunicado, el gobierno mexicano informó que la notificación enviada al Congreso estadounidense “representa un paso adelante en la formalización de los entendimientos alcanzados entre México y EUA en relación con el TLCAN” y reiteró que México participará en la negociación de los temas trilaterales y seguirá impulsando un acuerdo que incluya a Canadá.

 

Fuente: NTX