El aún senador Ernesto Cordero Arroyo entregó la Mesa Directiva del Senado de la República a Martí Batres Guadarrama, quien a partir del 1 de septiembre será el presidente de esa instancia legislativa.

En el marco de dicha ceremonia, Batres Guadarrama se comprometió a que todas las fracciones parlamentarias presidirán por lo menos una comisión legislativa.

“Hay dos procesos de negociación simultáneos: Uno es al interior de los grupos parlamentarios y el otro es entre los grupos parlamentarios. Todos los grupos parlamentarios van a acceder a las presidencias de las comisiones”, afirmó.

Además, el legislador federal de Morena confirmó que se reducirán de 60 a 32 las comisiones legislativas, ello con base en el plan de austeridad que impulsarán los senadores de su partido.

“Aproximadamente lo que corresponde en términos proporcionales, a Morena es la mitad. Serían 15 comisiones más o menos. Esto no es tan exacto porque también tiene que pasar por la valoración de las otras bancadas.

“Pero va a haber equilibrio, es decir va a haber representación de todas las fuerzas políticas en la distribución de las comisiones”, aseveró el nuevo presidente de la Mesa Directiva del Senado.

Batres también se refirió al caso del senador Noé Fernando Castañón Ramírez, quien enfrenta un proceso judicial por violencia intrafamiliar, por lo que no ha rendido protesta al cargo legislativo.

“Queremos tener primero la información completa para poder tener una opinión”, comentó, aunque adelantó que también tomarán en cuenta los elementos éticos, morales y jurídicos.

Fuente: NTX