La jefa de gobierno electa, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que la Fundación Carlos Slim otorgó 20 millones de pesos para que a través de la Fundación UNAM se lleven a cabo los estudios necesarios para enfrentar los problemas de desabasto de agua en la Ciudad de México.

Entrevistada en su casa de transición, explicó que se analizará la escasez de agua en Iztapalapa y Tlalpan, que tradicionalmente han sufrido ese problema, aunque se sumarán otras alcaldías como Benito Juárez y Coyoacán.

Asimismo, mencionó que iniciarán los estudios para que cuando asuma la Jefatura del Gobierno, el próximo 5 de diciembre, estén listos los proyectos ejecutivos para mejorar el servicio de agua potable en esas alcaldías.

Actualmente, Iztapalapa se abastece de una línea que viene de acuaférico poniente, es decir, del Sistema Cutzamala, además de que no hay planos actualizados al respecto, expuso.

Además, comentó que se hizo una revisión de campo, en la que se detectó que hay problemas con válvulas y de otro tipo, asuntos que son históricos y que se deben atender para mejorar la distribución de agua del poniente al oriente de la capital.

Sheinbaum Pardo expuso que es cantidad de agua y es operación lo que se tiene que resolver, además de que antes de realizar inversiones mayores, primero se tiene que solucionar el problema de las fugas de agua.

Precisó que por lo pronto no consideran la extracción de agua de pozos de dos kilómetros de profundidad que en su momento propuso el exjefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Los estudios son coordinados por Ramón Domínguez, del Instituto de Ingenieros de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), apoyado por algunas empresas constructoras, cuyo objetivo es avanzar lo más pronto posible en los proyectos ejecutivos para licitar las obras cuando tome posesión de su cargo.

Destacó que el equipo de transición trabaja estrechamente con las autoridades actuales del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y por lo pronto se estudia la red primaria y los avances que hay en medición.

Asimismo, destacó que su objetivo es que los capitalinos tengan agua todos los días y aunque aún no saben si será para que les alcance el abasto las 24 horas, la meta es tener la suficiente para no excluir a nadie.

Agregó que también se considera la utilización de agua de lluvia para las zonas que no estén vinculadas con la red y comentó que el problema de sobreexplotación de los acuíferos ha provocado las grietas que afectan zonas como Iztapalapa.

Fuente: NTX