A finales de agosto de este año entrarán en vigor las reformas a la Ley Orgánica de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) capitalina, aseguró el diputado local Leonel Luna Estrada.

El presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa señaló que con los cambios promovidos esa dependencia podrá hacer frente con mayores herramientas a las denuncias en materia ambiental, territorial, de protección y bienestar animal.

El también coordinador de la bancada perredista destacó que la dependencia capitalina podrá requerir, si es necesario, el apoyo de la fuerza pública o de otras autoridades.

Entre las reformas más importantes está la creación de la Subprocuraduría Ambiental, de Protección y Bienestar a los Animales, la cual permite realizar visitas de verificación o de inspección, con el fin de detectar cualquier conducta que atente contra los animales.

El diputado aclaró que la modificación a la ley no generará impacto presupuestal a la hacienda pública de la Ciudad de México, toda vez que se trata sólo de una reorganización a partir de los recursos materiales y humanos con los que cuenta esa dependencia.

Otro punto importante, dijo, es haber logrado que la procuraduría tenga la facultad para iniciar un procedimiento administrativo de investigación con motivo de una denuncia ciudadana, de cualquier hecho, acto u omisión que produzca o pueda producir desequilibrio ecológico, daños al ambiente o a los recursos naturales.

También podrá realizar actos de vigilancia para constatar el cumplimiento de las disposiciones jurídicas en materia ambiental, del ordenamiento territorial y de protección y bienestar animal.

Asimismo, podrá practicar reconocimientos de hechos para la substanciación del procedimiento administrativo de investigación, y solicitar a las autoridades competentes la imposición y ejecución de medidas de seguridad, correctivas o cualquier otra medida cautelar y sanciones.

Luna Estrada resaltó que se amplían las posibilidades del titular de la PAOT de denunciar ante el Ministerio Público federal o local cualquier hecho que puede ser constitutivos de delito en materia ambiental, de ordenamiento territorial, de bienestar animal.

De igual forma, podrá denunciar cualquier acción que atente directamente contra el patrimonio y seguridad de la procuraduría y su personal en ejercicio de sus funciones.