El PAN ha demostrado ser mal perdedor, inventando pretextos para no reconocer su derrota, al mostrar intolerancia y desconocer la voluntad de miles de coahuilenses que eligieron al priista Miguel Riquelme como su próximo gobernador, señaló Arturo Zamora Jiménez.

El secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) consideró lamentable que la dirigencia de Acción Nacional improvise historias sobre un presunto rebase en los topes de campaña de Riquelme sin presentar pruebas.

“Su conducta es irresponsable, porque atenta contra la estabilidad social, las instituciones democráticas y la voluntad de los ciudadanos que participaron en la elección”, subrayó.

El priista recordó el caso de la elección de Colima en 2015, cuando el Partido Acción Nacional (PAN), dijo, presentó pruebas falsas para argumentar que su candidato había obtenido el triunfo, las cuales fueron desechadas por las autoridades electorales.

Aseveró que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no permitirá que se vulnere la democracia y garantizará que se respete la voluntad de los ciudadanos en las urnas.

“Por ello, nuestro dirigente nacional, Enrique Ochoa Reza, está defendiendo y defenderá el voto de los coahuilenses y el triunfo de Riquelme en todas las instancias”, sostuvo el dirigente del sector popular priista.

Recalcó que “a los mexicanos nos ha costado mucho construir nuestro sistema democrático, por lo que es inaceptable que solamente cuando el PAN no se ve favorecido con la victoria argumente desconocer las reglas, promueva el chantaje y el desprestigio del árbitro”.

Zamora Jiménez confió en que la discusión en el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) se lleve a cabo de manera imparcial, equitativa y justa, con apoyo de toda la información que se ha presentado.