Al encabezar el evento “Mi Primer Trabajo”, dirigido a jóvenes, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dio a conocer que todos los días, la capital del país tiene una demanda de trabajo de 170 mil personas.

En el Bosque de Chapultepec, cerca de la Puerta de los Leones, planteó la necesidad de que los diputados garanticen el presupuesto que permita conservar este programa –de 30 millones de pesos por año- y se sumen a más empresarios en este esfuerzo.

Explicó que el gobierno capitalino hace las veces del área de recursos humanos: “nosotros captamos a los jóvenes; vemos cuál es su perfil, cuál su aspiración, qué es lo que pueden hacer y de ahí contactamos con las empresas”.

La tasa de desempleo abierto que había en la Ciudad de México en 2014, según el Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI), era de 7.3 por ciento, hoy tenemos 3.8 por ciento, refirió, lo que significa que se ha logrado una baja sustancial, y en el caso de los jóvenes pasó de 14 a 7.8 por ciento.

Planteó la importancia de seguir garantizándoles la beca, porque así la empresa sabe que se ahorra la capacitación. “Vamos a dar garantía de este programa. Vamos a defender el presupuesto. En el próximo presupuesto queremos que siga este programa de Mi Primer Trabajo”, destacó.

Mancera Espinosa mencionó que de 16 mil jóvenes que han participado en él, casi nueve mil hoy ya tienen trabajo en la Ciudad de México, aquí, en donde lo están buscando.

Y sus perfiles son de los más variados: Preparación de alimentos, consultoría, capacitación, ingeniería, capacitación, programadores, atención al público, entre otros.

A su vez, Amalia García, secretaria del Trabajo local, asentó por su parte que la Coparmex ha sido un gran aliado de las políticas de empleo de la Ciudad de México, y dijo que están por firmar un convenio con el corporativo de empresas Alsea en esta materia.

Destacó que se trabaja de manera estrecha con el Conalep y con el Injuve, y añadió que los jóvenes tienen derecho a la independencia económica, a tener su propio ingreso, a poder tener la posibilidad de decidir sobre su vida, y eso es posible si tienen un trabajo digno, en el que tengan un salario y seguridad social y en el que, aunque no tengan experiencia, puedan lograr insertarse.

En la Ciudad de México se ha logrado que 50 por ciento de quienes van a su primer trabajo tienen una contratación, finalizó la funcionaria capitalina.