El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade, destacó que el Sistema de Alertas de las entidades federativas muestra que hay presión sobre la deuda de los estados, pero se buscarán estructuras para reducir los niveles.

“Lo que señala es áreas de oportunidad para mejorar la gestión de la deuda, disposición nuestra de trabajar con el gobierno para ayudarle a construir esos espacios. Pero, en términos generales, quiere decir que sí hay presiones, que sí hay niveles que hay que empezar a cuidar, que hay una estructura que es posible de revisar, pero que hay amplio espacio para trabajar y mejorar el balance financiero”, dijo.

Explicó que la deuda es un instrumento que tienen los gobiernos, donde lo importante es evaluar el destino de esos recursos. “La deuda por sí misma no es ni buena ni mala, el uso que se le da a la deuda es el que es positivo si genera hacia adelante espacios de crecimiento, y negativo si no los genera”.

Entrevistado en el marco de la Inauguración de la Reunión Nacional del Sector Empresarial 2017, destacó que los altos niveles de deuda pueden estar relacionados con las tasas de interés, los plazos, la combinación de estructuras, por lo que reiteró que es necesario revisar con cada estado su situación y ayudarle.

Así, dijo, será importante reflexionar para qué se quiere la deuda y la manera en que se utilizan los recursos, si ayudará a generar su propia fuente de pago y más elementos de riqueza o no.

En entro tema, el funcionario federal calificó como buena la reunión con el secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, John Kelly, en Palacio Nacional este miércoles.

“La reunión con Kelly fue una buena reunión, en donde se vuelve a poner de relieve que hay áreas de oportunidad para trabajar juntos en los dos países, entre las dos áreas”.

El secretario de Hacienda participó en la Inauguración de la Reunión Nacional del Sector Empresarial 2017, donde destacó que a pesar de un contexto difícil, en entre enero y mayo de este año se generaron 431 mil empleos, las ventas crecen, lo mismo que el crédito, el sector agropecuario, el manufacturero y el turístico.

Se observa además, dijo, un indicador general de la actividad económica que apunta a que el crecimiento se habrá de mantener, una buena cifra de inversión extranjera directa y un número importante de analistas que, respecto de cómo empezó el año, ven hoy un mejor entorno.

“Esas cifras por sí mismas son cifras bastante positivas, son cifras alentadoras, son cifras que hablan de una economía que está teniendo una buena gestión, pero son cifras que cuando vemos el contexto en el que se están generando, llaman la atención”, destacó.

Tras señalar que México tiene un mejor dinamismo que Latinoamérica, subrayó que esto se debe a “que hemos venido cambiando la estructura de la economía y la hemos venido cambiando para bien”, gracias a las reformas estructurales.