La directora general del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), Laura Barrera Fortoul, refrendó el compromiso del gobierno federal con las personas en situación de vulnerabilidad, y sostuvo que la discapacidad está en los ojos de quien la ve y que todos somos iguales.

“Como gobierno tenemos que propiciar las mismas oportunidades para su desarrollo”, expuso al presidir la ceremonia de clausura del ciclo escolar 2014-2017 de la Escuela Secundaria Diurna 153 “Daniel Huacuja Sánchez”, ubicada dentro del Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE) “Gaby Brimmer”.

Tanto el presidente Enrique Peña Nieto como su esposa, Angélica Rivera, mantienen el compromiso de buscar aliados y socios estratégicos para hacer de esos eventos algo común en todo el país, indicó la funcionaria.

Subrayó que se tiene el firme compromiso de trabajar de manera conjunta para asegurar los derechos de todas las personas, en especial de aquellas que más lo necesitan.

Ante los alumnos de dicho plantel, manifestó que para el DIF Nacional es un día de la mayor trascendencia, “de gran emoción, orgullo y de lecciones de las que ustedes son los maestros”.

Destacó la solidaridad de la presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del DIF Nacional, Angélica Rivera, con los padres de familia y sus hijos con alguna discapacidad, quienes ahora que terminan la secundaria podrán cursar la preparatoria dentro del mismo recinto.

En ese tenor, la funcionaria agradeció a quienes laboran en el plantel su apoyo y solidaridad por estar al pendiente no solo de la educación de las niñas, niños y adolescentes, sino también de cada una de las áreas vinculadas a su desarrollo.

“Es un privilegio acompañarlos en esta celebración de la mayor trascendencia para su vida; los queremos mucho y estamos muy orgullosos de ustedes”, insistió.

A su vez, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, externó una felicitación a los alumnos y padres de familia. “Hoy me llevo un mayor compromiso porque defendemos lo más importante del ser humano: la dignidad”, acotó.

El ombudsman nacional asumió además el compromiso de redoblar los esfuerzos para hacer realidad los derechos que tienen las niñas, niños y adolescentes con alguna discapacidad.

“Es indescriptible lo que hoy viví porque me enseñaron que cuando se quiere, se puede y ustedes son ejemplo para el país”, refirió a los alumnos que concluyen su educación básica por la tenacidad, capacidad y entusiasmo de la planta académica.