La Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México instaló equipos de insonorización para reducir el ruido de las lumbreras en las estaciones San Antonio, Mixcoac y Barranca del Muerto de la Línea 7 del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Debido a que los vecinos de la zona y los transeúntes se quejaban por el sonido excesivo, se llevó a cabo el Proyecto para la Reducción de la Contaminación Auditiva y Mejorar la Temperatura al Interior de los Túneles.

Con estos nuevos equipos, se disminuyó la temperatura en los subterráneos en las tres estaciones, las cuales se encuentran aproximadamente a 40 metros de profundidad, y se logró que el sistema de extracción trabajara al 100 por ciento y de forma continua, debido a que sólo operaba a la mitad de su capacidad.

Con la puesta en marcha del proyecto, apoyado con siete millones 700 mil pesos, por la Secretaría de Ciencia local, y en coordinación con las autoridades del Metro, se redujo hasta 35 y 36 decibeles el ruido que emitía el sistema de extracción en las estaciones.

De igual forma, y debido a que el nuevo equipo genera una ventilación adecuada en los túneles, la temperatura disminuyó en beneficio de todas las personas que utilizan el servicio.