El coordinador de los diputados del PAN, Marko Cortés Mendoza, afirmó que la colaboración entre el gobierno federal y el Congreso de la Unión es necesaria para velar por los intereses de los mexicanos en Estados Unidos, procurando siempre el respeto de sus derechos humanos.

El legislador del Partido Acción Nacional (PAN) se reunió con el embajador de México en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez Fernández, en la capital de la unión amerocana para abordar los temas sensibles en el marco del nuevo escenario de la relación bilateral.

En el encuentro el panista expresó las preocupaciones y prioridades de su bancada, especialmente garantizar los derechos de los menores de edad en caso de que sean separados de sus padres, y el derecho de los menores nacidos en Estados Unidos a tener una identidad.

Indicó que los diputados del PAN impulsan leyes para garantizar la protección del patrimonio de los mexicanos que viven en la unión americana, así como una integración segura y con oportunidades de desarrollo, en caso de que llegaran a ser deportados.

Sobre una eventual negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), mencionó que su partido propone incluir en las discusiones otros temas tan relevantes, como la migración y la seguridad.

Cortés Mendoza informó que acordó con el embajador Gerónimo Gutiérrez dar prioridad a una reunión entre la presidenta de la Cámara de Diputados y los coordinadores parlamentarios con sus homólogos en Estados Unidos, para impulsar una agenda en beneficio de ambas naciones, así como para preparar la próxima Reunión Interparlamentaria.

Adicionalmente, el líder parlamentario expresó su interés para hacer esfuerzos presupuestarios adicionales desde el Congreso de la Unión que se sumen a los mil millones de pesos extraordinarios ya autorizados para fortalecer el trabajo de los consulados en defensa de los derechos de los migrantes.

“Todos tenemos una gran responsabilidad ante los retos que plantea la relación con el nuevo gobierno de Estados Unidos; desde el Congreso debemos procurar las leyes y aprobar el presupuesto que sea necesario para apoyar la defensa de los intereses de los mexicanos en Estados Unidos. Y el gobierno está obligado a hacer todo su esfuerzo por dar una atención diligente y digna”, concluyó.

Luego de la reunión con el diplomático mexicano en Estados Unidos, el líder parlamentario panista expresó: “de estos momentos que sin duda han sido de tensión, estoy seguro que como país saldremos fortalecidos y con oportunidades para mejorar”.