El senador panista, Jorge Luis Lavalle Maury, planteó trabajar en una legislación que simplifique el proceso de adopción en México, a fin de que niños que no tienen un hogar puedan encontrar una familia.

En conferencia de prensa, consideró indispensable tener un diagnóstico de la situación en los estados sobre este tema, para conocer la problemática, barreras y diferencias que existen entre las legislaciones de cada entidad.

Ante representantes de los sistemas estatales del DIF, senadores, diputados e integrantes de organizaciones de la sociedad civil, planteó trabajar en una ley que permita entre todos los actores construir un sistema nacional homologado que dé certidumbre jurídica a cada caso que se presente.

En ese sentido afirmó que el Senado de la República inició la ruta de discusión para sacar a corto plazo un “producto legislativo” que simplifique el proceso de adopción en el país.

Además, el legislador del Partido Acción Nacional (PAN) propuso declarar el 9 de abril como el Día Nacional de la Adopción, para promover acciones que fomenten esta práctica en el país.

A su vez, la senadora panista Mariana Gómez del Campo mencionó la cantidad de trámites que deben cubrirse para adoptar un niño y dijo que “es un reto burocrático”.

Aseveró que la cantidad de requisitos que deben cubrirse para la adopción legal de niños, en muchas ocasiones imposibilita concluir el proceso y muchas parejas terminan yéndose hacia otro país para conseguir su propósito.

“No tenemos un marco jurídico adecuado, el DIF no tiene todas las herramientas” para facilitar esta práctica en el país, en el cual hay que incentivar la cultura de la adopción.

Lamentó que no se cuente con un padrón actualizado sobre niños, niñas y adolescentes susceptibles de ser adoptados ni tampoco un padrón de cuántas casas hogar existen y a cuantos pequeños albergan.

“Vamos a hacer los esfuerzos necesarios para dar certidumbre y oportunidades a los niños de tener una familia”, expuso la legisladora federal.

En su oportunidad, la senadora del PRD, Angélica de la Peña, enfatizó que los niños -independientemente del contexto en el que se encuentren- tienen que ser protegidos de manera integral por parte de todas las instituciones, “la familia es el espacio primordial para ellos”.

“La propia ley establece que en primerísimo lugar hay que buscar que el niño, la niña, esté en su familia original, cualquiera que sea la generación de su familia original, hasta donde se pueda, a veces no se puede, a veces no hay condiciones”, expuso.