El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, calificó como una barbarie el homicidio de 11 personas en la zona conurbada Veracruz –Boca del Río, que forma parte de un enfrentamiento entre bandas de la delincuencia organizada.

Sobre el mensaje que los autores del crimen dejaron entre los cuerpos sin vida, Yunes Linares respondió que no se trata de una declaración de guerra contra su gobierno sino de un enfrentamiento entre carteles.

“No es una guerra contra el gobierno del estado, es un enfrentamiento entre carteles de la delincuencia organizada”, dijo.

El mandatario estatal reconoció que esta situación preocupa a los veracruzanos y a su gobierno, “hemos estado toda la noche con el grupo de coordinación Veracruz, integrado por fuerzas federales y estatales, analizando este tema.

Tras un evento oficial en donde dio la bienvenida a la Gendarmería Nacional a la capital del estado, Yunes Linares dijo que a partir de que inició el 2017 se ha recrudecido la incidencia de homicidios en a la entidad, de los cuales el 70 por ciento está vinculado a ejecuciones que forman parte de la batalla entre grupos de la delincuencia.

“En la zona conurbada Veracruz-Boca del Río veníamos trabajando, se había logrado detener los delitos de alto impacto, en 90 días no habíamos tenido una sola ejecución, un solo secuestro, y hoy desafortunadamente se presenta este acto de barbarie que reprobamos”, dijo el mandatario estatal.

Sobre los restos encontrados en el fraccionamiento La Tampiquera, municipio de Boca del Río, dijo que la Fiscalía ya trabaja en la identificación de los cuerpos, “se ha logrado la identificación de dos personas, y están en proceso identificar a varios más”.

En relación al vehículo en que fueron localizado los cuerpos, mencionó que ya se identificó a la persona a la que se le robó el vehículo en donde aparecen los cuerpos, “es alguien de Veracruz que estaba a cargo de un vehículo de transporte público federal de turismo, y esto nos puede llevar a acercarnos a los posibles responsables de estos hechos”.

Yunes Linares dijo que también se está reconstruyendo la ruta que recorrieron, checando si hay cámaras, y “estamos tomando las decisiones para que estos hechos delictivos no afecta a la población”.

El mandatario estatal vinculó estos hechos a la agresión que la madrugada del martes sufrieron elementos de la Marina en el fraccionamiento Villa Rica, en donde dos civiles perdieron la vida, y un elemento de la Marina resultó lesionado.

Dentro del diagnóstico de inseguridad en la entidad, dijo que en la entidad hay varios carteles, algunos de ellos con divisiones internas, “en el momento en que detienen a sus líderes se dividen, esto provoca una escisión, y provoca problemas mayores”.