c3dku17vyaa7mdnLos gobiernos de los estados de México, Veracruz, Hidalgo, Morelos y de la Ciudad de México suscribieron un memorándum de entendimiento con la organización Causa Común para implementar el modelo ciudadano de combate a la corrupción policial.

Durante la inauguración del Foro Anticorrupción Policial, la presidenta de Causa Común, María Elena Morera, llamó a rescatar las instituciones policiales de vaivenes políticos y sanearlas, pues esta problemática es uno de los principales obstáculos para recuperar la seguridad.

“La corrupción hace que las personas opten por la inobservancia de la ley, por la tolerancia a la ilegalidad y a la delincuencia, por la renuncia al deber de proteger y servir a los demás”, apuntó la presidenta de Causa Común organizadora del encuentro.

Según María Elena Morera, la “corrupción” policial en México produce pérdidas de alrededor del nueve por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que es necesario profesionalizar y capacitar a los elementos de seguridad

Señaló que los policías “corruptos” deciden obtener ventaja fácil y cómoda, dejando de cumplir con su función y comprometiendo la vigencia del Estado de derecho, por ello, insistió, es necesario implementar el modelo ciudadano que busca trascender del actual esquema de régimen disciplinario basado solo en sanciones individuales.

“Por uno en donde se institucionalicen mecanismos eficaces de combate a la corrupción, que fomente la denuncia, investigación, sanción, supervisión y evaluación a oficiales, para prevenir conductas indebidas contra ciudadanos de los propios policías; para resolverlos de forma estructural y donde el ciudadano pueda darle seguimiento”, apuntó.

Ante los gobernadores de Hidalgo, Omar Fayad; de Morelos, Graco Ramírez; del Estado de México, Eruviel Ávila; de Veracruz, Migue Ángel Yunes; y del jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera; la presidenta de Causa en Común resaltó que la propuesta busca disminuir las conductas policiales indebidas y construir confianza ciudadana en estas corporaciones.

Explicó que el modelo para el combate a la “corrupción” policial, el cual está auspiciado mediante el Fondo Prosperidad del Reino Unido, detectó diversos problemas comunes en las entidades federativas que deben resolverse con el fin de combatir la corrupción tanto interna como externa en las instituciones policiales.

Entre ellas destacó: que no hay procesos homologados de sanción a conductas indebidas, que existe una tendencia a sancionar conductas disciplinarias no graves enfocándolo a los individuos, no se fomenta la denuncia ciudadana contra abusos policiales ni mecanismos de seguimiento.

Además, no existen programas preventivos en las instituciones policiales y falta de mecanismos de transparencia y rendición de cuentas en las unidades de asuntos internos y consejos de honor y justicia.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera señaló durante su intervención que el reto es construir policía, ya que el no haberlo hecho durante mucho tiempo, ha colocado en un importante dilema por lo cual se ha tenido que crear cuerpos agrupados en la estrategia de mando único.

“La muestra está en que todavía hay alrededor de 400 municipios que no tienen policía, de ahí pasas a los municipios que tienen, pero no tienen capacitación; y los que tienen capacitación no tienen armamento, y los que tienen armamento y capacitación carecen de recursos económicos”, mencionó.

Señaló que dicha condición es lo que ha generado que se necesite de las fuerzas armadas federales para poder garantizar la seguridad.

Mancera Espinosa apuntó que el reto es que todos se deben de sumar a la iniciativa presentada por la organización Causa en Común, además de capacitar a la policía, invertir y profesionalizar a sus elementos.

En la inauguración también estuvieron presentes el embajador del Reino Unido en México, Duncan Taylor; el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Álvaro Vizcaíno y el jefe de la Agencia de Investigación Criminal, Omar Hamid García Harfuch.