asamblea-constituyente-cdmx  Habrá políticas de acogida, protección y garantía de derechos humanos para esos grupos de población

·         Se reconoce como víctimas de desplazamiento forzado interno a personas obligadas a escapar de su lugar de residencia por violencia generalizada, violaciones de derechos humanos o catástrofes naturales o provocadas por el ser humano

·         Se aprobó una propuesta del diputado Jaime Cárdenas para que los acuerdos y acciones internacionales del Gobierno de la Ciudad se informen semestralmente al Congreso local y a los ciudadanos

Quedó aprobado por mayoría calificada el artículo 25, relativo a la Ciudad Global, que mandata la instrumentación de políticas de acogida, protección y garantía de los derechos humanos en favor de las personas migrantes, refugiados, con asilo político o protección complementaria y las víctimas de desplazamiento forzado interno.

 

En este artículo 25 constitucional se reafirma la vocación pacifista, solidaria, hospitalaria y de asilo de la Ciudad de México.

 

Producto de una reserva presentada en la Comisión de Desarrollo Sostenible y Planeación Democrática por la diputada Gabriela Cuevas, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), se adicionaron dos numerales que fortalecen el compromiso de la capital para la atención de estos grupos de población.

 

“El artículo es ejemplar y puede sentar bases para replicarlo en las otras entidades pues contempla una agenda de diplomacia pública, una agenda humanitaria porque se aborda la migración completamente, además del problema del desplazamiento interno, la prevención y generación de políticas públicas; también contempla una agenda de asilo, que comprende a personas refugiadas y con protección complementaria. Estamos haciendo historia con esta Constitución”, sostuvo Cuevas.

 

Este artículo establece que el gobierno y las autoridades locales deberán proteger y garantizar los derechos humanos de las personas migrantes, en tránsito, en retorno o que la Ciudad de México sea su destino, así como aquellas personas en condición de refugiados o con asilo político o protección complementaria, con especial énfasis en niñas, niños y adolescentes, de conformidad con los establecido en la Constitución federal, tratados internacionales y las leyes federales.

 

Se adicionó otro numeral sobre víctimas de desplazamiento forzado interno, que a la letra dice:

 

“El gobierno de la ciudad generará los mecanismos necesarios para reconocer como víctimas de desplazamiento forzado interno a aquellas personas o grupos de personas forzadas u obligadas a escapar o huir de su hogar o de su lugar de residencia, como resultado de situaciones de violencia generalizada, de violaciones de derechos humanos o de catástrofes naturales o provocadas por el ser humano, sin que ello implique que crucen una frontera estatal internacionalmente reconocida. Y se deberá promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de todas las personas a quienes se les reconozca como víctimas de desplazamiento forzado interno”.

 

En este artículo se mandata al Congreso de la Ciudad de México para armonizar la legislación con los tratados de derechos humanos celebrados por el Estado mexicano, y la jurisprudencia de los tribunales y órganos internacionales.

 

Quedó aprobada por 62 votos en favor y 21 en contra, una adición al artículo propuesta por el constituyente Jaime Cárdenas, de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), para que el Gobierno de la Ciudad de México esté obligado a informar al Congreso y a los ciudadanos, de manera semestral, sobre sus acuerdos y acciones internacionales. “En esos informes será preceptivo evaluar, cuantitativa y cualitativamente por el gobierno y el Congreso las ventajas y beneficios de los acuerdos y acciones de carácter internacional de la Ciudad”.

 

Se contemplan además que medidas y programas que contribuyan al respeto y protección de los derechos, la cultura y la identidad de las personas originarias de la ciudad y de sus familias en el exterior.

 

Quedó estipulado también que para favorecer la cooperación internacional y las relaciones de amistad, los poderes públicos de la ciudad, organismos autónomos y alcaldías podrán celebrar acuerdos interinstitucionales con entidades gubernamentales equivalentes de otras naciones y con organizaciones multinacionales.

 

En este artículo se instruye el establecimiento de un órgano coordinador de asuntos internacionales, con participación de actores públicos, privados, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanía, que mantengan vínculos con el exterior. Asimismo, quedó señalado que dicho órgano promoverá la participación de las organizaciones de la sociedad civil en el ámbito internacional.