parque hermenegildo galeana.jpgBajo la guía de profesores e investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de México, un grupo de voluntarios, principalmente alumnos de la Facultad de Planeación Urbana y Regional, llevó a cabo una búsqueda de mamíferos, aves, reptiles y anfibios bajo técnicas directas (trampas Sherman, redes de nieblas y trampas de caída) e indirectas (cámaras trampa) en el Área Natural Protegida Parque “Hermenegildo Galena” en el municipio de Tenancingo.

            Al respecto, Enrique Leopoldo Islas Flores, profesor e investigador de dicha facultad, comentó que los individuos capturados fueron identificados, clasificados y fotografiados por los universitarios, con el objetivo de actualizar las listas de biodiversidad del lugar, que permitirá contar con información fundamental para integrar la Estrategia de Conservación del Plan de Manejo de esta Área Natural Protegida del Estado de México.

            El autor del trabajo “Conservación de la biodiversidad del Área Natural Protegida Parque Hermenegildo Galena”, refirió que se trata de una investigación donde colaboraron otros profesores e incluso, alumnos, con el objetivo de  caracterizar las especies del Parque Estatal Hermenegildo Galeana, a través del conteo de la fauna presente, sin ningún tipo de recolecta.

Enrique Leopoldo Islas Flores explicó que debido a su ubicación geográfica y el relieve accidentado e historia geológica, el Estado de México es ejemplo de la presencia y coexistencia de ecosistemas diversos.

Es un territorio que posee una gran diversidad biológica, producto de la variedad de climas y ecosistemas, que le confieren una complejidad ambiental y una belleza poco comparada.

Así que, abundó Enrique Leopoldo Islas Flores, lo mismo presenta selvas bajas al sur del estado, que bosques templados, y humedales en la parte central o matorrales xerofitos hacia el norte.

Ante ello, agregó, uno de los instrumentos de política ambiental orientada a la conservación de la biodiversidad son las Áreas Naturales Protegidas (ANP), cuyo propósito es la preservación de los ambientes naturales.

En este sentido, dijo, una de las principales estrategias de conservación de biodiversidad es la conservación in situ, es decir, la conservación de especies en el lugar donde habitan originalmente, por lo que la Facultad de Planeación Urbana y Regional de la UAEM llevó a cabo este listado de las especies sin necesidad de capturarlas y perturbarlas.