sepEl Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO de la Secretaría de Educación Pública (CONALMEX/SEP), L´Oréal México,  la Asociación Mexicana de Ciencias (AMC) y la Oficina de la UNESCO en México entregaron las Becas para las Mujeres en la Ciencia 2016, a fin de reconocer el talento y el potencial de jóvenes científicas mexicanas que desarrollan proyectos de investigación en ese campo.

 

Las beneficiadas recibieron 100 mil pesos para financiar dichos proyectos durante un año en el país.

 

En esta décima edición, cinco eminentes científicas mexicanas recibieron este galardón gracias a sus trabajos en áreas como la biología, ciencias de la salud, astrofísica, genómica e ingeniería de materiales.

 

Las galardonadas fueron las doctoras Morelia Camacho Cervantes y Maritza Arlene Lara López, de la Universidad Nacional Autónoma de México; la doctora Selene Lizbeth Fernández Valverde del Instituto Politécnico Nacional, y las doctoras Viridiana Yazmín González Puertos y María Guadalupe Montes de Oca, de la Universidad Autónoma Metropolitana, campus Iztapalapa y Azcapotzalco.

 

La ceremonia fue presidida por Enrique  Cabrero Mendoza, director general del Conacyt; Jean-Noël Divet, presidente y director general de L’Oréal México; Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias; César Guerrero, secretario general Adjunto de la CONALMEX/SEP, y Nuria Sanz, directora y representante de la Oficina de la UNESCO en México.

 

Asimismo, esta ceremonia contó con la presencia de 50 alumnos de la escuela CBT 1 Doctor Leopoldo Río de la Loza, invitada especial por parte de la Red de Escuelas Asociadas a la UNESCO (redPEA), con el objetivo de promover e inspirar a futuras generaciones de mujeres mexicanas por los panoramas y oportunidades que ofrece la investigación científica.

 

El representante de la CONALMEX expuso que “el desarrollo de una sociedad se mide, entre otros aspectos, por las oportunidades que brinda a las mujeres para que alcancen un pleno desarrollo, tanto en la vida académica como en el ámbito profesional”.

 

Finalmente, las partes involucradas se comprometieron a seguir promoviendo e impulsando este tipo de becas dentro de la comunidad de científicas mexicanas, con el fin de que se continúe reconociendo su trabajo como investigadoras y piezas fundamentales en el desarrollo de la ciencia en el país.