añorve bañosLegisladores del PRI y PAN coincidieron en que las elecciones del próximo 7 de junio “no pueden estar secuestradas por grupos o por quienes juegan con el dolor de padres de familia”, pues nos ha costado esfuerzo construir un sistema democrático.

Expusieron que en este proceso electoral estarán en juego nueve gubernaturas, Congresos locales, presidencias municipales y la renovación de la Cámara de Diputados.

El vicecoordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manuel Añorve Baños, y el diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Fernando Rodríguez Doval, recordaron que desde hace más de 100 años no se han suspendido las elecciones en nuestro país.

Por lo tanto, los gobiernos federal y estatales deben garantizar tanto la realización de las campañas como la celebración de las votaciones, ya que estos aspectos se traducirán en pruebas sobre su verdadera fortaleza, apuntaron.

Entrevistado, Añorve Baños calificó como política errónea de maestros de Oaxaca y Guerrero de pretender suspender las elecciones, sin argumentos reales ni sólidos.

Aseguró que la gente quiere salir a votar y elegir a sus representantes, por lo tanto, el proceso electoral del primer domingo de junio se va a llevar a cabo como lo establece la ley.

“La democracia llegó para quedarse y eso lo deben entender estos grupos que buscan por todos los medios que la gente no emita su sufragio”, acotó.

El legislador del PRI destacó que la realización del proceso electoral en los estados de Michoacán, Guerrero y Oaxaca está garantizado y ese día la gente saldrá a votar.

Consideró que hay hartazgo de la población hacia estos grupos que pretenden causar problemas en algunas partes del país, pues a últimas fechas se han dedicado a agredir a la gente y a las instituciones sin ninguna razón.

Por separado, el diputado Fernando Rodríguez Doval, del PAN, defendió que las elecciones son el mecanismo a través del cual los ciudadanos, sobre quienes recae la soberanía manifiestan su voluntad y preferencia y este derecho no puede suspenderse bajo ningún motivo o argumento.

“Los ciudadanos son los que tienen la última palabra y no se les puede quitar este derecho por muy malas o precarias que sean las condiciones”, aseveró.

Sin duda, admitió, las condiciones sociales, económicas, de inestabilidad política en entidades identificadas son complicadas, pero ahí es donde el Estado mexicano debe demostrar su fortaleza y garantizar que los ciudadanos puedan manifestarse en las urnas.

El secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados manifestó que la única excepción que podría considerarse es que el Instituto Nacional Electoral (INE) atraiga la organización de las elecciones en vez de los organismos locales, dada su probada capacitación y profesionalismo.

“En esta elección no debe ganar el miedo. Eso es lo que quieren los violentos. La única forma de ganarle a la delincuencia, a quienes no creen en la democracia, a quienes desde las posiciones de poder y gobierno hacen mal las cosas, es manifestarse en las urnas”, enfatizó.

El panista aprovechó para pedir a la ciudadanía estudiar muy bien las propuestas y antecedentes de quienes se postularán a los distintos cargos de elección popular, al tiempo que dejó en claro la responsabilidad y compromiso del PAN para proponer a los mejores perfiles.