eviel perez magañaEl senador del Partido Revolucionario Institucional, Eviel Pérez Magaña, propuso modificar el artículo 7 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, a efecto de armonizarlo con la reforma constitucional relativa al formato del informe de gobierno que presenta el Presidente de la República.

 

El legislador planteó, a través de una iniciativa, establecer en dicha Ley que el primero de septiembre de cada año, en la apertura de las sesiones ordinarias del primer periodo del Congreso, el Presidente de la República remita un informe del estado que guarda la administración pública del país, de conformidad con el artículo 69 de la Constitución.

 

Precisó que la reforma de 2008 a ese artículo constitucional dispone que el titular del Ejecutivo federal rinda su informe, que deberá hacerse de manera escrita sin requerir de su asistencia a la sesión ordinaria de apertura del primer periodo ordinario de sesiones.

 

Sin embargo, explica, el artículo 7 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos aún contempla que el Presidente de la Republica asista y presente un informe ante el Congreso General.

 

Ante esta situación, consideró necesario armonizar la legislación secundaria, con el objetivo de corregir “esta deficiencia legislativa y eliminar con ello la inconstitucionalidad del mismo”.

Pérez Magaña aclaró que no existe ninguna disposición constitucional expresa que ordene la oralidad del informe que presenta el Ejecutivo anualmente ante el Congreso.

Dijo que en México el informe presidencial resume las principales actividades de los diversos ramos de la administración pública, justifica medidas importantes tomadas durante el año, anuncia los principales proyectos que el Ejecutivo presentará a la consideración del Congreso y reserva una parte al mensaje político, “que es muy importante porque en él se trazan las líneas generales de la política del Presidente, conectadas con la situación general del país”.

Destacó que en razón de la pluralidad existente en el Poder Legislativo se ha considerado controvertida la presentación del informe presidencial, sobre todo desde la época de Miguel de la Madrid; de ahí que los distintos momentos políticos han marcado el ceremonial llevado en ocasiones a situaciones de interrupción, que han impedido el adecuado desarrollo del suceso, que por costumbre y no por obligación se presentaba.